fbpx

La productividad es uno de los indicadores más importantes en el área de producción u operaciones de una empresa, sin embargo, la falta de medición y seguimiento impacta negativamente la rentabilidad y el crecimiento del negocio.

¿Qué es la productividad?

Según la definición de la Real Academia Española (RAE) la productividad es la relación entre lo producido y los medios empleados, tales como mano de obra, materiales, energía, entre otros; en pocas palabras, es la relación que se da entre el producto obtenido y los recursos empleados para conseguirlo.

¿Cómo la podemos medir?

Medir la productividad en el trabajo nos permite detectar las áreas de mejora, plantear nuevas estrategias y tomar decisiones basadas en datos reales.

Las mejores decisiones son aquellas que se sustentan en datos previamente analizados. Sin datos correctamente verificados no podremos tomar acción para mejorar la productividad, con esta consideración evitaremos errores que puedan impactar negativamente la salud de la empresa.

Fórmula para calcular la productividad

Productividad = Productos o Servicios Producidos / Recursos Utilizados

Pongamos como ejemplo una fábrica de sillas artesanales que produce 50 sillas al día con una plantilla operativa de 10 artesanos trabajando 8 horas al día. Con estos datos y aplicando la fórmula, obtenemos el siguiente resultado:

50 sillas / ( 80 horas) = 0.625 sillas por hora

En otro ejemplo, pensemos en una empresa de Call Center que atiende 500 llamadas por día con una plantilla operativa de 5 agentes trabajando 8 horas al día. Siguiendo la misma fórmula que en el ejemplo anterior, obtenemos el siguiente resultado:

500 llamadas / 40 horas = 12.5 llamadas por hora

¿Cómo ser más productivo en tu empresa?

 

Cuanto más trabajo sean capaces de realizar los trabajadores en el menor tiempo posible, mayor será su productividad y por ende, tus ganancias. Sin embargo, más allá de esta fórmula existen otros factores y consideraciones que deberemos tener en cuenta para incrementar la productividad de nuestra empresa o equipo. Aquí te mencionamos algunos de los más importantes:

  • Controla el desperdicio, mide la calidad de los productos o servicios producidos para mantener en control las piezas o servicios con errores
  • Analiza los gastos, los costos de servicios como electricidad, gas y agua pueden jugar un papel importante en el costo total de producción
  • Haz uso de la tecnología para obtener los datos necesarios y medir los resultados
  • Utiliza un tablero de control para identificar las áreas de oportunidad y generar estrategias
  • Fomenta un buen clima laboral
  • Fomenta la flexibilidad de horario y los ratos de ocio
  • Prioriza las tareas importantes
  • Promueve la comunicación bidireccional
  • Identifica las fortalezas y debilidades de cada trabajador
  • Facilita el desarrollo y formación de tu personal

En conclusión, la productividad de tu empresa o equipo mejorará identificando las áreas de oportunidad y brindándoles de manera constante y precisa las herramientas necesarias para mejorar sus competencias y habilidades, al mismo tiempo que logras incrementar las ganancias del negocio.