En los últimos 10 años, la demanda de los clientes ha cambiado, las ventas en las tiendas físicas han disminuido y la necesidad de crear estrategias para incrementarlas, se ha presentado. Para ello se ha vuelto vital recolectar datos que importan, usar datos de medición para entender las visitas en tiempo real a tu sitio web y así crear una organización basada en datos de clientes, que te indiquen el camino a seguir; antes de todo esto, es importante regresar a un punto básico, ¿qué es Big Data y para qué me sirve?

¿Qué es Big Data?

Este es el término que se usa para referirse a la cantidad de datos estructurados, semiestructurados y no estructurados que tienen el potencial de ser extraídos para obtener información, por lo que entre mejor logres captarlos y organizarlos, más cerca podrás estar de conseguir que tus clientes potenciales te volteen a ver tus productos y servicios.

Para utilizar de la mejor manera todos estos datos que importan, aunque parezca que no tengan sentido, aquí te dejamos algunos puntos a considerar.

Recolectar datos del cliente para satisfacer sus necesidades

Según un estudio de Accenture muestra que el 91% de los consumidores son más propensos a comprar las marcas que les ofrecen ofertas y recomendaciones relevantes y esto sólo se puede hacer si posees una organización basada en datos de clientes.

Los minoristas están intentando recolectar datos que importan para así conocer a sus clientes y utilizar la información como un activo crítico. Sin embargo, el reto con el que se topan es la organización de ellos para poder ofrecer lo que el consumidor busca.

«Hoy en día los Costumer Journey ( viajes de los clientes) comienzan en cualquier parte y terminan en cualquier parte», dijo Charles de Clerck, Gerente de Compromiso de Negocios – IT para Clientes en Waitrose & Partners, en referencia al modo de consumo de los usuarios.

Entonces, ¿es imposible colocarme en el trayecto de cliente y que vea mi marca?

«En lugar ver lo que es una vista única del cliente, la forma en que nos hemos acercado es pensando: cómo queremos enmarcar la conversación con el cliente y, por lo tanto, ¿cuál es esa visión del cliente?», Dijo Anisha Patel, Cliente. Y TI comercial para Premier Inn & Restaurants.

En conclusión, olvídate de la cantidad de datos disponibles y sólo concéntrate en los datos que importan. Al final del día el cliente debe sentir que la experiencia fue hecha a su medida y eso sólo lo podrás conseguir siendo preciso en tus ofertas, entendiendo su visión a través de la información que te dan los datos de medición de las visitas en tiempo real.

 

Sortear las costumbres heredadas y utilizar el Big Data a tu favor

Uno de los retos más difíciles para los minoristas es superar los desafíos que ocasionan los sistemas heredados, aquellos que fueron pensados y desarrollados antes que el mercado evolucionara a como es hoy en día.

«Como minorista maduro, tenemos múltiples sistemas heredados en la tienda y en línea y recopilamos una gran cantidad de datos», dijo Chloe Kerner, Gerente de Estrategia Digital en Debenhams.

«El desafío para nosotros es unir todo para crear una visión coherente de nuestro cliente», concluyó

Uno de los errores más grandes es poner sólo atención a los datos de los clientes y pasar por alto los datos de medición para entender las acciones de las visitas en tiempo real.

El objetivo es que los minoristas deben ganar en cada interacción del cliente y esto sólo se logra utilizando los datos que importan con los arrogados en tiempo real, para crear una visión coherente del cliente.

Usa los datos del cliente para crear una razón para que te visiten

 

La mayoría de los negocios utilizan el diseño de la tienda para contar sus historias, presentarse cómo únicos y mostrar sus productos. Sin embargo, esto no es suficiente.

Los compradores de hoy buscan personalización y encuentros dinámicos; algunos de los minoristas han respondido con pantallas interactivas y experiencias con realidades mixtas.

Esto, además de generar una experiencia más profunda de los consumidores, también proporcionan datos que importan al generar un circuito de retroalimentación con información sobre las necesidades y deseos de los consumidores.

Una buena idea es medir tanto datos duros como blandos. Las marcas pueden verificar la actividad de las redes sociales; las experiencias exitosas que se ofrecen en la tienda tienden a ser las que a las personas les gusta compartir en sus redes.

 

Usar el Big Data para evolucionar la cultura empresarial

La cultura empresarial debe permanecer en constante cambio, al igual que los métodos para recolectar datos del cliente, evolucionan.

«Estamos avanzando hacia un modelo completamente ágil para nuestros equipos de desarrollo, lo que nos permite desarrollar productos de alta calidad al ritmo y en línea con otras compañías digitales líderes en el mercado», dijo Neal Patel, Gerente de Cambios en los Negocios de Juegos de William Hill.

«Ágil se ve a veces como una palabra de moda, pero los principios que se encuentran debajo son realmente importantes, ya que son los necesarios para cambiar la cultura de la empresa», dijo a Anisha Patel, quien trabaja en el área comercial para Premier Inn & Restaurants.

El Big Data puede lucir abrumador, es mucha información y a veces no se tiene idea de como trabajarla. Lo importante es siempre pensar bajo que concepto se desarrollaron las herramientas para interpretarla, porque dar un paso atrás y ver el panorama general, te dará la visión para lograr entender hacia donde evoluciona el cliente y modificar tu cultura empresarial para que embone con sus necesidades.

🌎